domingo, 12 de enero de 2014

CAPÍTULO 2

                                                      
He de decir que jamás había comido tan rápido. Estaba ansiosa por volver a sentarme en la terraza bajo los rayos de sol y también, sin engaños, ansiosa por fumarme el cigarro de después de comer, el mejor de todos.
Así que aquí estoy, sentada con el boli rosa a la derecha, el cigarro a la izquierda y la ensalada en la garganta iniciando el proceso de digestión.
Como anécdota, decir que mientras comíamos, las ansias invadían mi cuerpo y estaba deseando que mi novio acabara de comer, tenía que esperarlo, no iba a hacerle el feo. Pero él, como es un amor, me ha dicho que se quedaba recogiendo y que podía seguir escribiendo, así que corriendo a por el cigarro y a seguir.
Tras la última calada, ¡qué corto se me hace!, me dispongo a empezar.


4 comentarios:

  1. Soy fan de tu novio y gracias a un tweet suyo he logrado leer esto quiero decirte que me encanta esto que estas haciendo que animo y sigue con esto también confesarte que a pesar de mi poca edad mi sueño es dedicarme al mundo de la moda pese a que no pertenezco a ninguna familia rica ni mucho menos muchos besos y animo

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Sandra!Encantada de conocerte y encantada de que te hayas interesado por mi blog. Decirte que comparto tu sueño y tus circunstancias,yo tambien soy de una familia mediocre, pero eso no implica luchar por nuestros sueños,así que si te apasiona la moda ve a por ello con los medios que estén a tu alcance. Besitos, espero que vayas viendo las publicaciones y me vayas diciendo qué te parecen o formulando alguna duda sobre algún tema que te interese,yo estaría encantada de ayudarte. :)

    ResponderEliminar