jueves, 23 de enero de 2014

PARÍS - CAPÍTULO 4


Al día siguiente nos levantamos sobre las 8.00am, siempre hacemos lo mismo, y nos preparamos para ir a LOS CAMPOS ELÍSEOS (Champs Elysees). Aclarar que este hotel, del que os he hablado anteriormente, contaba con un desayuno de 8.00 a 10.00. Al tercer día me di cuenta de que llegar a las 8.00 era la mejor opción, ya que más tarde las mesas escaseaban. (Abro paréntesis, ya que hablamos de mesas, para explicaros que es muy típico en París, mesas apiñadas la una al lado de la otra o, también, dos parejas cero emparentadas comiendo o cenando juntos).
En el desayuno ofrecían pan recién hecho, mantequilla, mermeladas, café, croissants y panes de chocolate, muy típico. No estaban crujientes pero eran comestibles y entraban de lujo, además de ahorrarnos un dinerito. ¡París es caro amigos!
Al acabar de desayunar, el hotel ofrecía en recepción una bolsa merienda. En ella venían dos botellas de agua, dos sándwiches a elegir el sabor (los de atún los mejores) y dos bolsitas de manzana en trozos. He de decir que esto era una maravilla, tras horas y horas de andar, esa merienda era un lujo y para nuestro bolsillo, más aún. Es así amigos, preferíamos gastar lo menos en comida y lo más en ropa.
Así pues, con nuestra tarjeta de metro que pagamos el primer día, con una duración de cinco días, nos movimos en metro hasta la parada: Champs Elysees.


A diferencia de NEW YORK, que más adelante explicaré, los metros de París son estupendos. Todas las paradas están bien indicadas, aún teniendo dificultad con los idiomas, no es nada complejo. Además recuerdo que venís con los deberes hechos y en el planning de viaje deberíais tener las conexiones estudiadas para llegar a los puntos de interés.
Al llegar a los Champs Elysees, primera foto en el Arc de Triomphe.


Es difícil adquirir una foto sin algún que otro turista detrás, pero bueno, hay que conformarse y es primordial en vuestro álbum de París. Añadir que mientras estéis allí tomando fotos, es muy típico que vengan algunas rumanas, en la mayoría de los casos, a pediros que proporcionéis algún donativo apuntando vuestro nombre y documento en una lista que llevan encima. Como yo no me las creo, "NO; GRACIAS" (con educación) y a seguir, es un consejo.

En los Campos Elíseos os enconctraréis con una larga avenida, dicen que la más larga de Europa, llena de tiendas, tales como H&M, ZARA, GAP, y unos cuantos concesionarios de coches increíbles, además de la tienda oficial del PARÍS SAINT GERMAIN y algún que otro centro comercial pequeño.

 

 

 
 
Las tiendas no son su fuerte para un bolsillo mediocre, pero para eso están las tiendas subterráneas. Sí, habéis leído bien, SUBTERRÁNEAS. En las paradas de metro encontraréis una segunda ciudad repleta de tiendas para nosotras: moda joven y con mucho estilo. Imprescindible echar un vistazo y gastar.
 
 
 
Sigo, casi al final  de la avenida, al lado opuesto del Arco del Triunfo, si vais sobre estas fechas (Noviembre-Diciembre) encontraréis una cantidad de chiringuitos navideños. Las manualidades, souvenirs, dulces, gorros, guantes, etc, son los protagonistas. Además de ello, atracciones para los turistas como pistas de hielo recreadas en un mundo navideño. Una pasada, aquello es extremadamente bonito. Y sí, si vas de la mano de la persona que amas, más aún.
 
                       

 Imprescindible pasear comiéndote una creppe de nutella, una delicia, en eso son los mejores.
 

 
Si te apasiona el dulce, también puedes decantarte por el merengue, los macarons de cualquier sabor, garrapiñados o cualquier variante del dulce. De lo contrario, si os apetece salado, encontraréis kebabs, salchichas, patatas fritas, pizzas o cualquier otro tipo de fritanga.
 
Seguidamente de esta avenida llena de vida navideña, se encuentra la famosa NORIA.
 
 
 
En ella podréis hacer maravillosas fotos de la ciudad y entre las nubes, a lo lejos, la Torre Eiffel. Vale la pena subirse.
 

 
 
 


 Eso es todo, aquí tenemos el segundo día más que exprimido


 
 

 
Para esta tarde: ¡¡GAFAS POR UN TUBO!! Estaros atentas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario